Viajar Para Vivir Menu

Mis Viajes

Permalink:

5 Lugares para visitar en Lima hoy

que hacer en Lima - viajar para vivir

Hoy Lima está de Aniversario, y aunque cada día es motivo para disfrutar de nuestra ciudad, este 18 de Enero tenemos una excusa adicional para aprovecharla.

Tengo que reconocer que como peruana y limeña, nunca me di cuenta de todo lo que tenemos para descubrir y disfrutar en nuestra capital, pero ahora que he regresado por unas semanas, le estoy sacando el jugo al máximo.

Estas recomendaciones están basadas en mis propias experiencias, así que ¡espero que las disfrutes tanto como yo!

¿Qué hacer en Lima? ¿Qué puedes visitar en la capital de Perú?

¡Aquí te propongo 5 planes para disfrutar de Lima al máximo!

 

1. Pasear por el Centro Histórico de Lima

El Centro de Lima es un lugar que a veces evitamos visitar porque solo se nos viene a la mente la cantidad de tráfico que debe haber y tal vez la inseguridad. Te cuento que estuve hace un par de semanas y lo disfruté muchísimo. Además vi un montón de policias, así que no me sentí insegura en ningún momento.

Visitalo muy temprano para evitar las grandes masas de gente y podrás tener una experiencia inolvidable.

Puedes llegar facilísimo – y baratísimo – en Metropolitano, por ejemplo, hasta la Plaza San Martin y luego empezar a recorrer a pie. ¡Eso sí!, anda con buenas zapatillas y ligero, no cargues muchas cosas que luego te arrepentirás de llevarlas.

Nosotros llegamos a la Plaza San Martin, vistamos el clásico Hotel Bolivar, nos tomamos fotos con el Club Nacional y luego empezamos a jironear. ¿No sabes qué es eso? Pues pasear por el Jirón de la Unión. Descubrimos iglesias hermosas y casonas coloniales fantásticas, y felizmente la mayoría de negocios todavía estaban cerrados por lo cual estaba muy libre.

Luego llegamos a la Plaza Mayor, ahí tienes La Catedral (por un mínimo monto puedes entrar a descubrirla, y si eres estudiante tienes precios reducidos) y los típicos balcones limeños que son una maravilla. Ahí puedes aprovecharte a comerte un tremendo sándwich en El Chinito, o si prefieres espérate al datazo que te doy en el tip #4.

Luego caminamos por el Palacio de Gobierno, y ten en cuenta que hay días con visitas gratuitas, así que visita su web para enterarte más. Nosotros no entramos porque queríamos seguir descubriendo el centro, pero suena como un buen plan.

Luego bajamos por el Jirón Cabaya, llegamos a la Casa de la Literatura y volteando por el Jirón Ancash llegamos al Convento de San Francisco. Indispensable entrar a verlo, es hermoso y las Catacumbas ¡son un must!

 

2. Descubrir el Museo Larco en Pueblo Libre

Tengo que confesar que yo no tenía ni idea de la existencia de este museo, hasta que llegamos a Lima con la familia de mi novio, y tuve que ver qué hacer en Lima con ellos. Mi tía nos recomendó este lugar y realmente es un indispensable para cualquier persona, ya seas peruano o extranjero.

En el Museo Larco, te recomiendo que contrates un guía porque de esta forma vas a poder entender mucho mejor toda la historia pre colombina de Perú con más de 45,000 piezas arqueológicas.

Fue súper completo y el chico súper amable. Recorrerás aproximadamente por una hora, y luego te diría que no puedes perderte la Exposición de Arte Erótico. ¡Sí, así como lo lees! Mejor te lo dejo a tu imaginación, y luego me cuentas qué te pareció.

 

3. Disfrutar del Street Art en Barranco

El Street Art siempre ha sido algo que me ha llamado la atención de las ciudades que visito, pero siempre pensé que Lima no tenía mucho para mostrar. Ahora me súper retracto porque después de ver lo lindo que está Barranco con tanto arte en todas sus paredes, me he convertido en la promotora número uno de esta zona y a todo el mundo le digo que vaya a visitarlo. Arte en todos sus sentidos, en cada esquina, y con mensajes hermosos.

Así que si quieren fotos tan lindas como estas, ya saben donde tienen que ir. Visiten la Zona de La Bajada de Baños que es donde más encontré expresiones artísticas urbanas.

 

4. Comer platos típicos limeños y peruanos

Los que me conocen saben cómo el buen comer es uno de mis vicios, así que evidentemente en mi lista iba a incluir algún tip culinario.

Como te comentaba en el paso #1, cuando estuvimos de paseo por el Centro de Lima, fuimos al típico bar Cordano, donde nos comimos unos sándwiches de chicharrón y jamón del país espectaculares. También vale decir que vi unas causas (como las de la foto) que me hicieron ojitos, así que ahí tienen un buen dato.

Y si están por Chacarilla o Miraflores, esté plan también les va a encantar para comer unas delicias criollas, y es en esteotro lugar: Panchita.

El otro día fuimos y nos devoramos – bueno, no terminamos porque era enorme – un Piqueo Criollo, enoooorme, que tenía choclito con huancaína, papa rellena, chicharrón de pollo, ocopa, causa limeña, uffff realmente de todo, y delicioso.

Sitios para comer hay miles, pero como no puedo colocar todos aquí te recomiendo visites mi nueva cuenta de Instagram: Viajar Para Comer, donde publico todas mis experiencias en sitios ricos de Perú y el mundo.

 

5. Terminar el día con el atardecer en Miraflores

Si bien Lima no es conocida por su cielo azul y nubes de algodón, sino más bien por estar usualmente gris y con esa panza de burro predominante, lo que sí tenemos que aplaudirle son esos atardeceres que nos regala en las tardes de verano limeño.

Solo tienen que ir a Miraflores, Barranco, Chorrillos, el Callao o alguna playa del Sur Chico y ver estos regalos multicolores que el sol y el cielo nos regala. Somos la única capital sudamericana con salida al mar, y es un gran hecho que hay que disfrutarlo y promoverlo, no?

Hasta aquí llegaron mis 5 recomendaciones para descubrir la capital de Perú, ya sea por el Aniversario de Lima o en cualquier otro momento. Espero que te hayan gustado y si tienes más consejos de qué hacer en Lima, ¡los espero en tus comentarios!

***

Si has pensado en conocer Lima y quieres reservar un hotel, hazlo desde este link, así Booking me dará una pequeña comisión por haberte recomendado, y tú tienes las mismas ofertas que siempre ofrece.

Si no encontraste ningún alojamiento que te gustase o estaban llenos, quedarse en Airbnb es una buena opción. Si todavía no lo has probado, ¡te regalo US$35 para su primer uso!

¿Se acerca la fecha y todavía no tienes seguro de viaje? Yo no me arriesgo… aprovecha este 5% en Seguros IATI, los que yo uso y me han salvado varias veces en emergencias.

***

 

 

  • Nicolás

    muy buen post,

    saludos

    nicolas

  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.

Permalink:

Road Trip por Suiza

Un viaje que salió un poco de la nada. Nuestro plan por estos tres meses era quedarnos tranquilitos trabajando en Ucrania para tomar fuerzas para próximos viajes, pero resulta que salió un evento familiar en Suiza el cual pintó muy atractivo, y dije: “¿Por qué no?”.
Mi prima había hecho su doctorado en Suiza y justo le tocaba ahora la sustentación final, también venía mi tía desde Chile, así que como todos andábamos por Europa era un buen motivo para juntarnos después de muchos meses. Mi idea principal fue ir yo sola, pero cuando le planteé la idea a mi novio le pareció buenísima, y al ser Suiza un país tan pequeñito y a él le encanta manejar, propuso hacer un road trip y no pude decir que no.
Así que ese era el plan, escaparnos una semanita a Suiza a tratar de descubrirla lo más que podamos. Eramos conscientes que no era mucho tiempo, y si el país es pequeño y las distancias no tan largas, hay tantos pueblitos lindos que el tiempo se queda corto, pero les cuento un poco como nos organizamos.

¿Cómo llegar a Suiza?

Nosotros fuimos con EasyJet desde Cracovia hasta Basilea (considerando que estamos viviendo actualmente en Lviv).
Encontramos un pasaje a US$165 y nos pareció que no estaba tan mal. Definitivamente se pueden encontrar más baratos, pero nosotros teníamos fechas ya desginadas.

Si bien Lviv tiene algunos vuelos directos, Cracovia está muy bien conectada con las low-cost, por lo cual si estás por la zona, no está mal que mires este aeropuerto para movilizarte por Europa.

Quiero ir a Suiza, ¿a qué aeropuerto me conviene llegar?

Pues aquí viene otro dilema. Nosotros sabíamos que teníamos que llegar un día específico a Lausanne, donde era el evento, pero queríamos recorrer el país. Basilea tiene el aeropuerto donde suelen llegar los vuelos más baratos, por lo cual si bien lo veíamos ahí al norte solito, lo mantuvimos en back up para evaluarlo.

Otra opción era Ginebra, donde también llevan vuelos no tan caros, solo que por horarios no nos convencía.
La otra opción es el mismo Zurich donde pintaba bien porque era la primera ciudad que queríamos visitar, pero los precios se elevaban un poco bastante.
Al final vimos que Basilea estaba a solo 1 hora de Zurich, y que realmente ¡era muy bonito!, así que nos decidimos por este lugar.
Lo bueno dentro de todo es que llegabamos muy de noche y no sabíamos si ir directo a Zurich (nunca sabes si tu vuelo tiene

  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.

Permalink:

Cosas Para Hacer en Reykjavik en Invierno

¿Planeas un viaje a Islandia en invierno? Hay varios motivos para conocer el país en esa época del año, pero si no estás atento a algunos detalles, puede que no disfrutes tanto del viaje. Con muchas atracciones naturales y una cultura intrigante, el país se ha convertido en uno de los destinos más codiciados del mundo. Viajeros de todas partes vienen a conocer los paisajes volcánicos, visitar sus glaciares o explorar las cuevas de hielo en Islandia, además de hacer observación de ballenas y otros animales. En este post, comparto contigo algunas cosas para hacer en Reyjkavik en invierno, además de contarte algunas cositas que tienes que saber antes de venir en esta época del año.


SOBRE EL INVIERNO EN ISLANDIA

Continue reading…

  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.

Permalink:

Respirar la paz en India, llegar a Darjeeling

La primera vez que estuve en India fue en el 2015, fui para celebrar Holi Festival y estuve recorriendo el norte de este gigante país. Por ahí en la sexta semana ya no podía más del calor y la cantidad de gente, se volvía sofocante y sentía que no estaba disfrutándolo como quería. Alguien me recomendó un destino del cual no había escuchado nunca: Darjeeling.
Me costó encontrarlo en el mapa, pero allá en una esquina por el noreste, entre Bután, China, Bangladesh y Nepal estaba este enigmático lugar.
Empecé a leer y parecía que tenía mucha influencia tibetana, y de hecho, por la ubicación en la que se encuentra, aunque sus habitantes son formalmente indios, sus rasgos más asiáticos podrían confundirte.


Sin pensarlo mucho compré un vuelo desde Delhi, mi objetivo era llegar a Darjeeling. Aterricé a Siliguri, una ciudad cercana y nada más arribar me di cuenta qué India sí que tenía contrastes dependiendo de en qué zona estuvieras. De hecho eso también lo vi cuando visité Kerala el pasado Marzo, algo muy distinto a lo que mi mente generalizó sobre lo que era India al conocer solo Rajastán. Pero volviendo a esa llegada al aeropuerto… ¡hacía fresquito! Será que habían lugares en India a menos de 40 grados en promedio? Recuerdo que sufrí mucho para hacerme entender, mucha gente me hablaba -o por lo menos trataba- pero yo no confiaba al 100%.

Lo que ocurre es que yo había leído que para llegar a Darjeeling habían unos jeeps que te llevaban así con la gente que iban llenando y salía barato, y en esos momentos la gente solo me ofrecía taxis privados. “Nooo, señor! Yo quiero ir en el jeep!” Después de hacerme entender por un señor de seguridad que parecía de confianza, me trepé sola a un bus sin ventanas, un poco destartalado pero con un chofer muy sonriente, y él prometió llevarme al paradero de los jeeps.

Minutos después ahí estaba yo, trepada en la parte trasera de un jeep hasta más destartalado que el bus anterior, con un niño regordete a la derecha y una señora de unos 80 y muchos años a la izquierda que me miraba y se reía, o bueno, quiero creer que me sonreía. Horas después llegué a este verde y pacífico lugar, pero lo que viví allí te lo cuento después.

  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.