Viajar Para Vivir Menu

Inspiración Viajera

Permalink:

¿Cómo vivir viajando? Mi experiencia trabajando online

¿CÓMO SE PUEDE VIVIR VIAJANDO?

Mi experiencia trabajando online 

Creo que he contestado esta pregunta cincuenta veces, pero también entiendo que hay gente nueva siguiéndome, así que trataré de explicarlo brevemente: “¿Cómo puedo vivir viajando?” (Lo de ser breve no es mi especialidad, pero ahí voy).

Antes de dar la vuelta al mundo en el 2014 (por 16 meses/30 países) yo trabajaba en una buena empresa en Lima y parte de mi sueldo lo ahorraba. Nunca fui muy gastadora, por lo cual ahorrar no era un problema para mi, y cuando me puse el objetivo del viaje, empecé a ahorrar más. Yo hice este viaje a mis 30 años, así que había hecho caja suficiente para poder irme más de 1 año sin trabajar, solo gastando ahorros. (Ojo, la edad y los ahorros son relativos, cada uno puede hacer el viaje a su estilo y comodidad)

Con motivo de este viaje, cree el blog, y con mi background en marketing y contenidos (aquí puedes ver mi Linkedin), le metí mucho punche y empecé a trabajar con algunas marcas, con la mayoría, solo por canje.

Después de este gap year o año sabático, trabajé 1 año y medio en Londres (tengo pasaporte europeo), volví a hacer caja, y luego me volví a ir de viaje, ahora como nómada digital, es decir viajando y trabajando online.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Analú | Full-time Traveler🇵🇪🛫🌍 (@viajarparavivir) el

 

¿Cómo hago plata? ¿Es fácil trabajar por el mundo y vivir viajando?

Trabajo de forma remota en temas de comunicación con un emprendimiento social latinoamericano, a veces trabajo con marcas de viajes y mi blog, creando campañas de Influencer Marketing, escribo artículos para diferentes medios, doy talleres y capacitaciones de marketing digital, también de forma online, y de vez en cuando hago consultorías de los mismos temas a pequeñas empresas.
Entonces, no estoy de vacaciones, ni viajo gratis, ni tengo un sugar daddy, ni estoy quemando mis ahorros.

Muchas horas del día, me las paso como en la foto. En un coworking, trabajando a full.
Tengo ingresos mensuales, (a veces variables) generados por trabajos que puedo hacer de cualquier parte del planeta donde haya buen wifi, y listo.

Tengo mucho que hablar de este tema, pero quería contarles brevemente por aquí, ya que siempre suelo recibir preguntas.

Si les quedaron dudas, pueden dejarme sus preguntas en los comentarios.

¡Un abrazo!

  • Petter Briones

    Este es el primer artículo que leo te ti y me he enganchado, te conocí por un comentario que dejaste en la nueva estación de trabajo súper avanzada en el futuro de Bosco Soler 😉

    Actualmente ya estoy como Freelance con mis primeros cliente, pero al mismo tiempo estoy postulando para empresas de Marketing que estén contratante talentos pero en remoto.

    Estaré siguiendo tu aventuras porque no hacen más que inspirarme a seguir trabajando duro para lograr mis sueños de convertirme en Nómada Digital.

    Te deseo mucho más éxito y que pases de maravillas, saludos desde Quito.

    Un futuro Nómada Digital
    Petter

  • Viajar Para Vivir

    ¡Mil gracias Petter! Perdón la demora,y gracias también por estar por todas las redes 🙂
    Vamos con todos, todos hemos empezado de cero y poco a poco se van logrando las cosas, así que perseverancia y mucho trabajo duro.
    Abrazo grande hasta Quito desde Moscú.

  • Alexa

    Que hermosa por compartir tu experiencia!

  • Viajar Para Vivir

    gracias, me alegro que te guste mi experiencia de vivir viajando y trabajando online. ¡saludos!

  • Viajar Para Vivir

    gracias, me alegro que te guste mi experiencia de vivir viajando y trabajando online. ¡saludos desde Rusia!

  • •••
  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.

Permalink:

Gracias 2017. El mes a mes de un año increíble.

En Enero recibía Año Nuevo en Filipinas; con miedo al tifón que se avecinaba en esos días y a los fuegos artificiales que no dejaban de sonar – detesto los ruidos fuertes – pero feliz y en paz entre playas transparentes y shakes de frutas.

En Febrero me entró el sentimiento de culpa por no haber ido a pasar Navidad en Perú y rápidamente compré un pasaje desde Londres para pasar el cumple de mi abue allá. Días lindos, ajetreados, pero esos que te reconfortan al estar cerca de los tuyos. Aprovechando que andaba por el otro continente, tuve un rápido viaje de trabajo por Colombia y México.

En Marzo tuve la suerte de regresar a la India. Un sueño de viaje de lo más top, donde tuve que aprender – o intentar – a convivir con 30 personas de todo el mundo, las 24 horas del día, pero que me trajo muchas lecciones y también nuevos amigos.

Conocí además a una mujer de Malasia espectacular, fuerte, aguerrida y siempre sonriente – siempre, en todo momento – . Hace algunas semanas sufrió un terrible accidente haciendo lo que más le gustaba, correr, y mi corazón se estrujó en mil pedazos cuando me enteré de la noticia. Ella está ahora luchando por su vida, pero Evelyn me enseñó tanto en los días que compartimos, ese corazón noble y esas ganas de disfrutar la vida al máximo, que estoy segura se recuperará pronto para seguir alegrándonos a los que la conocemos.

En Abril aproveché de mis últimos momentos en Londres, esa vibrante ciudad que me alojó por más de un año, todavía recordando entre llantos y risas como llegué corriendo un año atrás del aeropuerto a la ciudad, cayéndome en el metro de Victoria Station con mi maletota gigantesca, sin saber bien si me estaba mudando oficialmente o qué. Londres que me enseñó tanto, me dio un trabajo increíble y divertido, me presentó gente muy interesante – algunos no tanto – y me siguió dando lecciones de vida.

En Mayo llegó el momento de partir. “Espérame unos meses, dejo Londres y me voy a viajar contigo”. Llevábamos pocos meses como pareja, mi novio se había venido a pasar un tiempo conmigo a Londres y esa fue la frase que desencadenó mucho de lo que vivimos en el 2017.

Egipto fue la gran puerta de entrada a esa vida nómade que tratamos de aprender – a tropezones a veces – a vivir. Siguieron muchos países, pero sobre todo, siguió el crecimiento como personas y también de una relación que empezó en lo más alto, viviendo, viajando y trabajando juntos, 24/7, mientras durante todo esto, se conocían más y se seguían eligiendo.

En Junio nos dimos varias vueltas, llenas de reencuentros, nuevos amigos, y eventos preciosos. Mi bella España nos acogió en muchas de sus ciudades por unos días, entre islas, sur andaluz, Madrid que nunca tiene pierde y bodas de amigos queridos.

Nos reímos como locos, compartimos con otros bloggers – pero sobre todo amigos – que tanto queremos, inauguramos nuestro gran amor por los road trips con nuestro inolvidable Beatle descapotable entre carreteras terciarias por Andalucía y mi chico enamorándose de cada pueblo blanco que visitábamos.

En Julio estábamos pasando nuestro verano en Ucrania. ¿Ucrania? Sí, país tan desconocido para mi como para ti, pero que fue una gran sorpresa y no dejo de recomendarlo a cada persona que conozco. A veces hay que romper esquemas para darte cuenta que hay mucho mundo más allá. Fueron unos meses de descanso físico, pero mucho punche mental para producir, producir y tratar de darle forma al trabajo online para hacer más sustentable nuestra forma de viajar.

En Agosto salió un viaje fugaz a Suiza. Muy sabios nosotros pasando del país más barato de Europa a posiblemente el más caro de la zona. Un evento familiar nos invitaba a conocer este país que nos hacía ojitos, y no se equivocó, ya que toda su perfección y lagunas coquetas hicieron que nos enamoráramos de este país.

En Septiembre de nuevo nos tocó partir. Con nudo en la garganta nos despedíamos de nuestro bello Lviv, y empezábamos una maratón de viajes, eventos y actividades que poco más nos costaban la vida y la relación. ¿Aprendizajes? Amamos viajar, pero preferimos hacerlo lento. Vivimos mucho en un periodo muy corto, y la cabeza no te da y el cuerpo te pide chepi. No me quejo, de esos golpes es que uno se lleva los aprendizajes más grandes.

En Octubre seguimos viajando a mil por hora. Celebrando mi cumple entre Irlanda y Holanda, entre desconocidos y amigas de antaño, entre hoteles cinco estrellas con spa pero también en colchones en el suelo muertos de frío y hostels que no quiero recordar porque nos dejaron varias picaduras de bedbugs de esas que te arruinan la vida. Un mes movidito, pero como siempre, agradecida por haber tenido la oportunidad de haberlo vivido con tanta intensidad, ¿sino que les contaría ahora?

En Noviembre volvimos a partir, esta vez para regresar. Volvíamos a casa y mi estómago estallaba con maripositas revoloteando. Conocí a la familia de mi novio y pasamos lindos días descansando en un verano cordobés que a veces se extraña con este insípido cielo gris limeño. Nos dimos tiempo para nosotros, sin vuelos mañaneros que tomar, mochilas que cargar o viajes que organizar. Bueno, un poco sí porque no puedo con mi genio y tenía que ser buena anfitriona de mi país en el siguiente mes, pero mucho más ligera y centrada en disfrutar el sabor del día a día.

Y llegó Diciembre con esas mismas mariposas , pero elevadas a mil. Feliz de regresar a mi país por un tiempo, abrazar a la familia y reír a carcajadas con los mejores amigos. Lima sigue como siempre, más cara, eso sí, pero con esos sentimientos encontrados que me trae y me hacen pensar, y mucho.

No es que deje de ser agradecida o alguna vez pierda la conciencia de la tremenda vida que he decidido vivir, pero ahora que me toca hacer resumen del 2017 sonrío con complicidad porque puedo entender porque estos días hago siestas tan largas para descansar de tanto movimiento en estos 12 meses. ¿La Analucía de hace algunos años se habría imaginado que a los 33 iba a vivir tan intensamente y encima compartiéndolo en un blog de viajes? Definitivamente no.

Tengo la manía de tratar de organizar todo lo que se viene, de planificar o por lo menos ponerme objetivos. Ahora tengo una mezcla entre querer hacerlo y dejar que las cosas fluyan, pero también soy consciente que pase lo que pase, y que si los planes no salen como crees – porque a veces suelen ser mucho mejor – , la vida siempre se encarga de darte experiencias espectaculares y aunque a veces no sea bonito en ese momento, mucho aprendizaje para tomar mejores decisiones.

Gracias a todos los que fueron parte de mi 2017 y emocionada porque este año que se viene esté lleno de sorpresas, mucho amor y gente hermosa a mi alrededor.

  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.

Permalink:

Cómo ayudar a damnificados de Piura y Perú desde el extranjero

DAMNIFICADOS

La situación que está pasando actualmente mi país es trágica, lamentablemente nos vemos azotados por unas lluvías infernales que se están llevando todo por delante. No solo es la fuerza de estos fenómenos sino también el no contara con infraestructura para este nivel de lluvia hace que todo vaya peor. Piura está en una situación trágica y muchas otras ciudades de Perú andan en la misma línea cada hora qué pasa.

Como yo no estoy viviendo en Perú y no puedo hacer donaciones para Piura de forma presencial se me ocurrió juntar algunos datos para que así como yo, más personas que estén en el extranjero puedan apoyar con donaciones para poder ayudar a los damnificados de las lluvias y huaycos en Perú.

Mi blog es leído por miles de personas mensualmente de todos los países, peruanos que están en Perú, peruanos en el extranjero, pero también personas que tal vez alguna vez visitaron mi país y le tienen un cariño inmenso. A todos ellos les pido un granito de arena para que puedan colaborar con esta causa, y aquí les dejo algunos datos de cómo pueden hacerlo desde su país.

Muchas gracias a todos los que pueden apoyar, compartir este artículo y hacer algo para que Perú no siga sufriendo.

 

  • Fundraising Peru Relief en Gofundme: Pago online de forma rápida y segura desde cualquier país.
  • Fundraising de ONG Meraki Peru en Gofundme
  • Crowdfunding de la Universidad de Piura: Con tu donación pueden comprar agua, calamina para las casas y packs de víveres.
  • Transferencia bancaria desde el extranjero (de confianza):
    • NOMBRE DEL BANCO : BANCO DE CREDITO DEL PERÚ
      DIRECCION : JUAN DE ARONA 893 SAN ISIDRO-LIMA
      TELEFONO : 2227445
      FAX : 2227448
      TITULAR DE LA CLIENTA : Gutierrez Merino Janeth – Bardales Raymundo Marleny
      NUMERO DE LA CUENTA : 475-35055297-0-48 ahorros soles
      NUMERO DEL SWIFT : BCPLPEPL
  • Piura en acción – A través de transferencia bancaria desde el extranjero.  (Info en el cuadrito inferior)piura en accion

POR FAVOR, si supieran de más formas de donar, dejarlas en los comentarios para tener muchas opciones y ayudar en todo lo que podamos

¡¡¡MIL GRACIAS, Y #FUERZAPERU !!!

 

  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.