Viajar Para Vivir Menu

El Antes De

Permalink:

Así planifiqué la “supuesta” ruta alrededor del mundo

Cuando empecé a pensar en la ruta que quería conocer en este gran viaje por el mundo, evidentemente tenía que comenzar por esos lugares remotos a los cuales sería muy difícil ir, si no tuviese el tiempo que voy a tener ahora para disfrutarlo.
Justamente lo que no quería era tener que hacer la India precipitada en 2 semanas, porque no tenía más vacaciones, o simplemente olvidarme de poder estar en Tailandia, porque ¿cómo hago para atravesar medio mundo?

Mapa viaje por el mundo

Y aquí la ruta de mi viaje por el mundo.

Ya había viajado por casi todo Latinoamérica, y por la mayoría de países de Europa Occidental (ver mapa de Viajes antes del Gran Viaje), por lo cual ahora… evidentemente, tocaba el resto.

Listo, entonces ¿por dónde empiezo?

Tenía 2 opciones, y si bien una me jalaba más por el lado familiar/emocional, ganó la que económicamente parecía más viable.
Podía haber empezado por Madrid, donde tengo gran parte de mi familia, y luego hacer África o la India, pero cuando estuve viendo pasajes one-way, mucho más me convenía arrancar por Estados Unidos, y luego cruzar a Asia, así que con el dolor de mi alma, tuve que arrancar por ahí. No me quejo, obvio, pero unos diítas con familia y amigos no hubieran caído mal.
Solo para que hagan un poco de números. Mi vuelo one-way Lima – Los Angeles, me está saliendo 350US$, y Los Ángeles – Bangkok aprox 550 US$, por lo que por menos de 1,000 US$ ya estoy allá. Lo bueno es que no tengo que preocuparme por la fecha de vuelta, regresaré cuando tenga que regresar.
En cambio, si iba por España, un vuelo solo de ida, era casi lo mismo que uno de ida y vuelta (aprox 1,000US$), y luego hasta, por ejemplo a Nueva Delhi, me salía unos 500US$. ¿Pero que pasa, si luego no quería regresar en la fecha que había determinado?
Otra opción que por ahí leí, eran los pasajes Round-the-World, los estuve indagando, pero personalmente, tampoco sentí que valiesen la pena. Tenían muchas restricciones respecto a las fechas, los vuelos, las conexiones, y el precio tampoco es que fuese ¡wow, cuánto ahorro! En Asia, existen muchos vuelos low-cost, y si los vas comprando en base a cómo te sientes en cada lugar, existe mucha más flexibilidad, así que descartado.
Un gran consejo que me dieron Rubén y Lucy de Algo que Recordar, a quienes conocí cuando estuvieron de pasada por Lima, fue que persiga el verano, así siempre tenía buen clima, y mi mochila iba más liviana.

Aquí puedes ver el mapa interactivo (hasta musiquíta tiene) que hice en TripLine, una web muy útil para los que tenemos que planificar viajes.  (¡Gracias Isaías de 500D por el datazo!)

¿Por dónde arrancamos? Sudeste Asiático entonces.
(Antes unas 3 semanítas por Estados Unidos, aprovechando que tenía que pasar sí o sí, pero confieso que no soy muy fanática de tierras gringas).
Claramente ahí frío no iba a tener, aunque tampoco quería ir en época de monzones (leo a los viajeros que andan ahora y ¡¡están con unas lluvias!!) (Gonzalo Iza de Se hace Camino al Andar tiene un cuadrito interesante del tema). Mi idea es estar unos 3 meses por esta zona, evidentemente conociendo lugares mágicos, pero si se da la oportunidad de poder apoyar proyectos digitales o emprendimientos, más que feliz.
Luego cruzaría a Australia y Nueva Zelanda. Mi idea es poder sacar una visa de trabajo temporal y poder quedarme unos 3 meses aprox. No tengo problema en trabajar de lo que sea, pero si por ahí tengo suerte y consigo algo dentro de mi línea de carrera, pues mucho mejor.
Luego, cuando ya el clima mejoró por la parte norte de Asia, me daría una vuelta por Japón, China y Corea. Creo que si ya estoy por allá, no puedo perdérmelos de ninguna forma.
Después quiero pasar por la India, me llama muchísimo la atención y creo que un par de mesecitos alcanzaría perfecto para todo lo que quiero disfrutar. Me encantaría poder ir a un retiro de yoga, hacer voluntariado… ¡hay tanto que hacer por allá!
Luego me daría una vuelta por los Países Árabes (donde los temas digitales también son fuertes), África (el sureste, ya estuve viendo opciones de voluntariado también), y pienso terminar por Europa del Este.
En principio la idea es poder hacerlo en un año, pero conozco tantos viajeros que arrancaron por 3 meses y ya llevan un par de años… así que no veo tampoco tan difícil que esto se pueda prolongar. Solo sé que quiero disfrutar cada minuto, y si me enamoro de un sitio, pues me quedaré lo que me tenga que quedar. También si veo opciones laborales o de proyectos que me puedan dar ingresos, supongo que eso también me permitirá poder hacerlo más largo.
Algunos amigos creen que ya no regreso a Perú… no lo sé, no tengo idea, el tiempo lo dirá.
Así que, esto es lo que tengo ahora en mente, veremos que tanto lo cumplo… pero lo que sí les digo, es que disfrutaré cada lugar al máximo.

Si tienes sugerencias, comentarios, tips sobre mi ruta; si tienes gente buena onda que pueda conocer en estos lugares donde voy… ¡escríbeme o deja tus comentarios por aquí! Será genial poder leer lo que tienes para contarme. No hay nada mejor que la solidaridad viajera 😉
Gracias por ser parte de la aventura de Viajar Para Vivir, de esta aventura que recién comienza.
Gracias por leer estos primeros testimonios de lo que será, sin duda, la gran experiencia de mi vida, pero de la que también espero, que a través de esta web, te sientas parte de ella.

  • Rossana

    Excelente decisión!!
    Un tiempo para vivir, soñar y exoerimentarlo en todo el sentido, la vida es única.

  • Viajar Para Vivir

    ¡Exactamente!
    Y hay que sacarle el máximo provecho a la vida 🙂

  • Elena

    Me parece increíble lo que te decidiste a hacer y lo que estás haciendo! A ver si en un futuro me lanzó a dar la vuelta al mundo a tu manera! 😉

  • Viajar Para Vivir

    ¡Muchas gracias Elena! 🙂 Anímate, te puedo decir, por experiencia propia que no te vas a arrepentir jamás. Un abrazo grande.

  • •••
  • Gracias por dejar un comentario.

    Comment moderation is enabled, no need to resubmit any comments posted.